La Ilustracion

Felix María de Samaniego: Vida y Obra

Siglo XVIII: Literatura española de la Ilustración

|
|
|

Félix María Serafín Sánchez de Samaniego Zabala (Laguardia, Álava, 12 de octubre de 1745 – ibídem, 11 de agosto de 1801 con 56 años) fue un escritor español destacado en la literatura de la Ilustración famoso por sus fábulas. Junto con Tomás de Iriarte es considerado el mejor de los fabulistas españoles; la violenta enemistad surgida entre ambos ha pasado a la historia de la literatura.

Félix María Serafín Sánchez de Samaniego nació en Laguardia, Álava, el 12 de octubre de 1745.Era hijo de Félix Ignacio Sánchez de Samaniego y Munibe y de Juana María Teresa Zabala y Arteaga. El profesor Manuel Hurtado de Mendoza lo instruyó en distintas materias: latín, gramática española, ortografía y prosodia… Este aprendizaje humanístico resultó fundamental para el autor. Ante la desconfianza que tenía su padre por la enseñanza universitaria, fue enviado a completar sus estudios a Francia, siguiendo las costumbres de la nobleza vasca. Concluidos los estudios, viajó un tiempo por Burdeos y acaso por Toulouse.

Sus estudios en Francia dieron consistencia al humanista, formación que completó con la lectura constante de autores hispanos y extranjeros. En agosto de 1763 volvía definitivamente a su tierra. Cuando murió su tío Bernardo de Zabala y Arteaga, Samaniego heredó señoríos de Yurreamendi, Idiáquez e Irala. Se casó con Manuela de Salcedo, hija de una renombrada familia bilbaína.

Gran parte de su obra está ligada a la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País, de la que fue miembro fundador, así como al innovador Real Seminario Patriótico de Vergara, del que fue director en dos ocasiones. 

En 1777 había acabado ya su colección de fábulas que envió a Madrid a Tomás de Iriarte, el cual dio un informe favorable de las mismas y le remitió más tarde el poema de La Música para sellar su amistad. En agradecimiento, el fabulista riojano incluyó unos versos laudatorios al poeta canario cuando publicó en la imprenta de Benito Monfort de Valencia sus Fábulas en verso castellano para el uso del Real Seminario Bascongado, en 1781.

Sin embargo, su relación con Tomás de Iriarte enseguida se rompió dando lugar a una violenta enemistad surgida que ha pasado a la historia de la literatura.  En 1782 había publicado Iriarte sus Fábulas literarias en la Imprenta Real y puso en la "Advertencia del editor" que "ésta es la primera colección de fábulas enteramente originales que se ha publicado en castellano", a pesar de que su autor conocía las de Samaniego manuscritas desde 1777 e impresas en la edición de 1781 que le remitió.

Esto labró una enemistad llena de polémicas públicas que duró décadas.

En 1783 fue nombrado comisario en corte. En 1790 el autor, que no había conseguido descendencia de su mujer legítima, tuvo un hijo natural que fue bautizado en el pueblo guipuzcoano de Lizarza con el nombre de Félix María de Paula.

En 1792 decidió dejar la capital vizcaína para retornar a Laguardia. Pero el 7 de marzo de 1793 Francia declaró la guerra a España. Los franceses invadieron Cataluña y el País Vasco, y no se retiraron hasta agosto de 1795. A Samaniego le afectó en sus posesiones guipuzcoanas, en especial en Tolosa, cuyo palacio de Yurreamendi quedó desmantelado.

Murió en Laguardia el 11 de agosto de 1801.

Fue músico, ensayista y dramaturgo. Como poeta, fue autor de fábulas y de un manual educativo, obras que se convirtieron en un excelente vehículo para la transmisión de su ideario reformista de la sociedad, la política, la moral y la literatura de su tiempo. Contrasta este afán formativo con la escritura de los cuentos picantes en verso, expresión del espíritu sensualista y naturalista que igualmente bebe en la mentalidad ilustrada.

Su figura ha interesado a los estudiosos del pasado y también a los actuales como uno de los más destacados personajes en las letras del Siglo de las Luces.

Artículos relacionados